Detecta a un estafador

Detecte a los impostores

Los estafadores suelen hacerse pasar por alguien que le inspira confianza. Ejemplo: un funcionario del gobierno, un funcionario del banco, un familiar, una entidad de caridad o una compañía con la cual usted tiene una relación comercial. No envíe dinero ni de su información personal en respuesta a un pedido inesperado — ya sea que lo reciba por mensaje de texto, llamada de teléfono o email. 

Considere sus opciones de pago

Las tarjetas de crédito le ofrecen un nivel de protección importante, pero hay algunos otros métodos de pago que no. Hacer transferencias de dinero a través de servicios como Western Union o MoneyGram es riesgoso porque es casi imposible recuperar el dinero. Esto también se aplica a las tarjetas recargables (como MoneyPak o Reloadit) y tarjetas de regalo (como iTunes o Google Play). Las oficinas del gobierno y las compañías honestas no le exigirán que use estos métodos de pago.

Haga búsquedas en internet

Ingrese el nombre de una compañía o de un producto en su buscador favorito de internet agregando palabras como “comentarios”, “queja” o “estafa”. O haga una búsqueda ingresando una frase que describa su situación, por ejemplo “llamada del IRS”. Incluso puede hacer la búsqueda ingresando números de teléfono para ver si otra gente reportó esos números en relación a una estafa.

No confíe en lo que indica su aparato de identificación de llamadas

Con la tecnología actual, a los estafadores les es más fácil falsear la información del aparato de identificación de llamadas, así que el nombre y número que ve en el aparato no siempre son reales. Si alguien lo llama para pedirle dinero o información personal, cuelgue el teléfono. Si cree que la persona que lo llama podría estar diciendo la verdad, vuelva a llamar a un número que le conste que es genuino.

Cuélguele el teléfono a las llamadas automáticas pregrabadas.

Si atiende el teléfono y escucha una promoción de ventas grabada, cuelgue y reporte la llamada a las autioridades. Estas llamadas son ilegales, y a menudo los productos que promocionan son falsos. 

No pague por adelantado a cambio de una promesa

Alguien podría pedirle que pague por adelantado por cosas tales como servicios de alivio de deudas, ofrecimientos de crédito y préstamo, asistencia para deudores hipotecarios o un empleo. Hasta podrían decirle que se ganó un premio, pero que primero tiene que pagar impuestos o cargos. Si los paga, probablemente se quedarán con su dinero y desaparecerán. 

Niéguese si le piden que deposite un cheque

Luego haga una transferencia para devolver el dinero. Por ley, los bancos deben poner a disposición los fondos de los cheques depositados en un par de días, pero descubrir un cheque falso puede llevar semanas. Si deposita un cheque y luego se descubre que es falso, usted es responsable de devolverle ese dinero al banco.

Desconfíe de los ofrecimientos de prueba gratis

Algunas compañías usan las pruebas gratis para suscribirlo a la compra de productos y le facturan todos los meses hasta que usted cancele la suscripción. Antes de aceptar una prueba gratuita, investigue la compañía y lea la política de cancelación. Y revise siempre sus resúmenes de cuenta mensuales para controlar si aparecen cargos que no reconoce.

Ejemplo de phishing

En este ejemplo podemos ver que usan encuentra24 cómo subdominio, pero el dominio principal es safe-order.info.

Cuando sospeche de una página, contacte con el Servicio de Atención al Cliente de la empresa antes de brindar alguna información.
Recuerda nuestro url siempre sehttps://m.encuentra24.com o https://www.encuentra24.com

Denúncialo ante las autoridades

Policía Nacional de El Salvador
Policía Nacional de Guatemala
Policía Nacional de Panamá
Policía Nacional de Costa Rica
Policía Nacional de Nicaragua
Policía Nacional de Colombia